Entrada del blog por Aula Virtual Administrador

Todo el mundo

Por: Cristina Franco Cortázar.
Profesora de "Derecho II"Educación Virtual
Facultad de Administración.
Universidad de Guayaquil.
Artículo original "Diario expreso".
http://sursumcordaest.blogspot.com/

Presidirá la concentración de hoy a las 11:00 en Malecón y av. 9 de Octubre, centro de Guayaquil, prodefensa de la vida, la familia y la libertad. Dialogó con Diario EXPRESO sobre el posible cambio que habría en una nueva cédula de identidad, en cuanto al empleo de la palabra género por sexo.

Una reforma legal busca que en una nueva cédula de identidad, se incluya la palabra género por sexo. ¿Qué opina?

La cédula ha reflejado siempre el sexo biológico. El género es conocido como la construcción de un sexo social.

Sea más explícita...

Esto es distinto al sexo biológico y al ADN, que constituye a todo ser humano; con este se desenvuelve en todos los aspectos de su vida y por lo tanto el género deslegitima esta realidad.

En el siglo pasado este cambio que se pretende implementar habría sido visto con horror.

Todavía las familias vemos esto con asombro, porque la ideología de género no corresponde a nuestra identidad ecuatoriana y se basa en una agenda internacional que tiene una fuerte militancia que quiere imponerse en toda América.

¿Con qué fin?

Una reingeniería social, que requiere normalizar la homosexualidad, destruir el concepto de familia, destacar el erotismo desde niños que se intenta resolver con la anticoncepción y el aborto y, por lo tanto, tendrá como fin el control poblacional.

¿Y no le parece que lo que se trata es de ser más justos en un mundo donde el equilibrio no existe?

La búsqueda de la 'justicia' de un grupo no puede afectar ni transgredir la justicia de otro grupo que en este caso es bastante mayoritario. Los estudios que concluyen sobre la homosexualidad, son realizados por organizaciones que sostienen una ideología que no corresponde a la realidad y resultados de estadísticas que aceptan el matrimonio homosexual no constituyen una mayoría representativa.

¿Entonces sería a propósito?

Sí, como anteriormente dije, se intenta normalizar la homosexualidad y considerar al género como una identidad, cuando en realidad es una ideología basada en una premisa falsa de minimizar la realidad biológica, fisiológica y espiritual. El hombre rechaza su cuerpo, su identidad y su ADN, y por lo tanto no valora su dignidad y de ahí las mutilaciones, hormonización, implantes, reconstrucciones, etc.

¿Por qué los grupos prodefensa de la familia natural con los que usted se identifica, ven esto como atentatorio a la moral, buenas costumbres, pero quienes se agrupan como GLBT (gays, lesbianas, bisexuales y transexuales), opinan que es correcto?

Nosotros nos hemos manifestado a favor de la familia y del matrimonio como institución conformada por un hombre y una mujer. No se debe destruir el principal patrimonio de una sociedad que es la familia natural.

¿Por qué deben ser los practicantes activos de la religión los que tienen la razón?

Esto no es una cuestión de religión, es una cuestión que surge de observar la naturaleza de los hombres. Nosotros promovemos los valores irrenunciables y por lo tanto innegociables.

¿Cuáles?

La vida, la familia y la libertad y concordamos con instituciones como la Iglesia católica, evangélicos e inclusive amigos homosexuales que no están de acuerdo con el matrimonio homosexual, ateos y otros grupos, que comparten estos principios y los han promovido.

¿Y por merecer el mismo respeto, no deben acaso ser escuchados en sus peticiones?

Por supuesto, que merecen el mismo respeto, otra cosa es la petición específica que están haciendo. Al llamar matrimonio a sus uniones estamos hablando de una transformación cultural que transgrede lo natural y eso afectará al resto de la sociedad.

Abstrayéndonos de la religión, ¿cómo vería que alguien que nació hombre y cambió su cuerpo para verse como mujer, se crea con derecho a usar un baño de damas?

Eso es accidental al tema. Esa pregunta se la haría a cada madre de familia que va con sus niñas al baño y si le gustaría ese escenario. Lo sustancial está en preservar el matrimonio entre hombre y mujer como institución base de la sociedad y defender la vida desde la concepción.Cristina Franco Cortázar

Roberto López Campos Periodista - Redacción