Entrada del blog por Aula Virtual Administrador

Todo el mundo

Artículo original aquí

John Howell y el joven Benjamin demuestran el resultado de un experimento sencillo y barato que permite disimular la presencia de una persona.

 
Haga clic en la imagen para ir al video

Howell es un profesor de la Universidad de Rochester, en Nueva York, y ha diseñado un sistema que vuelve invisible a una persona en un sector determinado, para todo el espectro óptico.

 

La palabra 'cloaking' ('encubrir') define en inglés los experimentos en los que los científicos ocultan un objeto a ciertas frecuencias. Diferentes tipos de cloaking se pueden encontrar en muchos laboratorios del mundo en los últimos tiempos, pero el que Howell y su hijo construyeron tiene algunas características que lo hacen único. Y una de ellas es el costo.

 

Utilizaron tres dispositivos diferentes para demostrar que es posible fabricar un aparato que mantenga visualmente invisible a una persona u objeto, del tamaño que sea, observándolo desde una posición determinada.

 

En el PDF adjunto a esta nota se puede encontrar el detalle de la construcción que realizaron Howell y Benjamin, donde también se detallan las fortalezas y limitaciones del experimento. Los elementos utilizados para el primer dispositivo son flexiglass (plexiglás), y algunos recipientes en forma de L llenos de agua. Luego gastaron 12 dólares en cuatro lentes que sirven para camuflar, y por último consiguieron espejos baratos.

 

En el video, se puede apreciar qué tan bien funciona el sistema. Allí aparecen Benjamin  y su hermano Isaac, a quienes se ve aparecer y desaparecer mágicamente. Los inventores aseguran que el presupuesto fue de apenas 150 dólares, pero además subrayan que el sistema se puede reproducir a gran escala.

 

La mayor limitación es ser unidireccional: funciona solamente para quienes estén parados en determinado punto. Sin embargo, su eficacia y bajo costo hace que varios evalúen aplicaciones para esta creación.

[ Modificado: Friday, 14 de June de 2013, 10:26 ]